April 24, 2020
Compartir:

Versión 1 – 24/04/20

Factores como el nivel educativo, los años de experiencia, la carga laboral y la relación asistencial con pacientes con la COVID-19 pueden determinar mayor o menor frecuencia de las prácticas deseables para prevenir el contagio y la contaminación cruzada por SARS-CoV-2 en el personal de la salud. Debido a la necesidad de alcanzar una protección más universal, se deben adoptar estrategias particulares y monitorear la adherencia a las prácticas en todos los subgrupos asistenciales.

Calidad de la evidencia:baja (sesgo de selección potencial y falta de secuencia temporal en la asociación).

Otros mensajes clave

  • El nivel educativo en el personal de salud se asocia con el retiro cuidadoso de los elementos de protección personal (EPP) y la mayor experiencia profesional se relaciona con un lavado frecuente de manos.
  • Estar en la segunda línea de atención se asocia con una menor cuarentena de sus familiares y menor participación en entrenamientos sobre prevención de la infección.
  • La mayor carga laboral se asocia con una frecuencia más baja de lavado de manos y con mayor temor a la epidemia.

Es importante saber lo que no se conoce
Debido a la rápida emergencia de la COVID-19, inicialmente en países asiáticos, se cuenta con escasa información sobre el comportamiento de los trabajadores de la salud frente a la epidemia. La información proveniente de ese contexto debe extrapolarse con cautela a Latinoamérica.
Aunque el conocimiento y logro de actitudes y prácticas adecuadas puede llevar a una reducción del riesgo de infección en el personal asistencial, estos resultados no necesariamente son sustitutos de la frecuencia de infección y eventos clínicos en esta población.


Antecedentes

La rápida expansión de la COVID-19 ha implicado gran demanda sobre los servicios de salud. El personal asistencial ha sido, por tanto, uno de los grupos con mayor exposición y riesgo de contagio. De hecho, en China el 4% de los casos correspondió a esta población. Pero esta proporción ha alcanzado 13.6% en España, 13.8% en Inglaterra y 20% en Italia (1). En Colombia, después de un mes de reportado el caso 0 se han identificado 169 profesionales de salud con pruebas positivas (4.2% de los casos) (2).

Así, la adherencia a las recomendaciones y la educación sobre el uso de EPP y otras medidas de prevención para la infección asociada a SARS-CoV-2 son altamente relevantes para los trabajadores de la salud. Para este propósito, la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han desarrollado guías para la prevención de la infección que sirven como referencia. En este contexto, las instituciones de salud han desplegado acciones diversas de educación para su personal que pueden tener más o menos efectividad.

Este Recado explora la asociación entre las características del personal asistencial y el conocimiento específico sobre la infección, con la expresión de actitudes y prácticas recomendadas. Esto permitiría orientar eficientemente estrategias de entrenamiento y políticas de prevención que guíen al personal en la protección y reducción de la exposición ocupacional.


Información en la que se basa este Recado

Se realizó una búsqueda de la literatura en bases de datos bibliográficas, incluyendo los términos relacionados con la enfermedad COVID-19, con conocimientos, actitudes y prácticas en el cuidado de la salud y con salud ocupacional.

La búsqueda arrojó dos registros, de los cuales se seleccionó un estudio (Zhou, 2020)  que presentaba los resultados de una encuesta aplicada a trabajadores asistenciales de 10 hospitales ubicados en la provincia de Henan (China) durante el periodo inicial de la epidemia (3).

Estrategia de búsqueda: ver aquí.


Hallazgos

La encuesta que se reseña aquí (Zhou, 2020) (3) fue aplicada en 10 hospitales públicos acreditados, de nivel terciario, con capacidad entre 1.800 y 10.000 camas (universo: 3.000 trabajadores). Se evaluaron los factores asociados con la adherencia de la guía de práctica clínica de la OMS (4) para la prevención de la COVID-19 en personal asistencial de áreas de cuidado médico, quirúrgico y unidades de cuidado intensivo.

Las características de la población fueron categorizadas por tipo de profesional (médicos, enfermeros y paramédicos), años de experiencia (<5; 5-9; >9), nivel educativo (no profesional-tecnólogo, profesional), carga laboral (<8 o ≥8 horas/día) y relación asistencial con pacientes con la COVID-19 (atención directa vs no directa).

Se realizó una encuesta electrónica anónima auto-diligenciada, previo consentimiento informado. De los participantes potenciales, 1.357 completaron el formato de respuesta. Los aspectos incluidos en la encuesta fueron:

  • Conocimientos sobre la epidemia (total 40 puntos) (5).
  • Actitudes: confianza para superar el virus, fatiga laboral, actitud sobre la necesidad que los pacientes revelen su exposición previa a personas infectadas.
  • Prácticas: frecuencia de lavado de manos, método correcto para retirase los equipos de protección personal, frecuencia entrenamiento/instrucción institucional antes y después del brote y si sus familias estaban bajo cuarentena.

Se realizó un análisis descriptivo y se reportaron medidas de asociación multivariadas (Odds Ratios y su intervalo de Confianza [IC] del 95%).

Los principales hallazgos de este estudio fueron:

  • De los encuestados, 89% demostraron suficientes conocimientos sobre la COVID-19. El puntaje medio (desviación estándar) fue 38.5 (3.3) en los médicos, 37.8 (2.6) en los enfermeros y 36.7 (4.8) en paramédicos. El 85% de los encuestados evidenciaron temor a la enfermedad y el 89.7% dijeron seguir correctamente las recomendaciones de prevención de la OMS.
  • El análisis multivariado mostró que el personal de salud con mayor grado de escolaridad y en segunda línea de atención manifestó que asegura menos la cuarentena de su familia y participa menos en sesiones de entrenamiento sobre el uso de EPP. Se reportó más frecuentemente el lavado de manos entre los profesionales con más experiencia y menos en los paramédicos y el personal clasificado con una mayor carga laboral (ver tabla 1. Factores asociados con las prácticas y actitudes evaluadas).
  • Respecto a las actitudes evaluadas, el personal paramédico y aquellos calificados con menos carga laboral expresaron tener menos temor a la COVID-19 y sentir menos fatiga. El mayor conocimiento sobre la epidemia se relacionó positivamente con la confianza en la derrota del virus. El personal con mayor experiencia expresó menos frecuentemente su preocupación de que los pacientes revelen su exposición al virus, a diferencia de quienes tuvieron mejor conocimiento sobre la epidemia (ver tabla 1. Factores asociados con las prácticas y actitudes evaluadas).

Referencias

  1. Carl Heneghan, Jason Oke, Tom Jeff. COVID-19 How many Healthcare workers are infected? The Centre for Evidence-Based Medicine develops, promotes and disseminates better evidence for healthcare. Disponible en https://bit.ly/3eNsHMi.
  2. Instituto Nacional de Salud. ins.gov.co [Internet]. Bogotá: INS. 2020 [Actualizado el 23 abr 2020; citado 23 abril 2020]. Disponible en https://bit.ly/3aDZoZc.
  3. Zhou M, Tang F, Wang Y, Nie H, Zhang L, You G, Zhang M. Knowledge, attitude and practice regarding COVID-19 among health care workers in Henan, China.J Hosp Infect. 2020 Apr 9. pii: S0195-6701(20)30187-0. doi: 10.1016/j.jhin.2020.04.012.
  4. World Health Organization. Coronavirus disease (COVID-19) Pandemic. Disponible en: https://bit.ly/3aB7UZ0 [citado 10 abr 2020].
  5. World Health Organization. Guidance for health workers, Disponible en: https://bit.ly/2S2729u [citado 23 abr 2020].

Ver más Recados


¿Tiene una pregunta sobre Covid-19?

Nuestro equipo de profesionales buscará la mejor evidencia disponible para responderla.

Enviar pregunta


Este es un producto de la Unidad de Síntesis y Transferencia de Conocimiento de la Fundación Caridioinfantil
 
Equipo editorial:  Cortés OL.*, Villar JC. **, Moreno K. **, Balcázar AM ** +.
Contribuciones: (*)  Desarrollo,  (**)  Edición y (+) Diseminación

Contacto:  jvillarc@cardioinfantil.org