May 19, 2020
Compartir:

La contingencia que vivimos a causa del COVID-19 nos ha enseñado que unidos podemos lograr las metas más difíciles. El mundo está enfrentando momentos muy desafiantes en todos los ámbitos, especialmente en la salud, y es ahora cuando más podemos aportar a la humanidad, desde nuestros valores, profesionalismo, solidaridad, criterio y sentido de equipo. Tenemos el don de salvar vidas y la oportunidad de hacerlo AHORA más que nunca, contribuyendo desde nuestro trabajo a que superemos juntos esta crisis, de la cual saldremos más fortalecidos como sociedad, como institución de salud y como seres humanos.

Adaptándonos a la contingencia:

Enfrentamos un reto inédito, que nos ha puesto en el camino múltiples enseñanzas y nos ha exigido adaptar nuestros procesos, nuestra infraestructura y operación, para brindar una atención segura a nuestros pacientes. Así, en tiempo récord, hicimos del parqueadero principal un lugar seguro para la detección y ubicación de pacientes respiratorios. Este es el flujo de atención:

 

Carpa Blanca: realización de pre-triage para separar pacientes respiratorios y no respiratorios, adultos como pediátricos.

Carpas azules:  realización de triage de pacientes respiratorios, adultos como pediátricos. Cada una cuenta con dos consultorios.

Planes especiales: pacientes sospechosos de COVID-19 se direccionan a planes especiales, como área de aislamiento.

Área de expansión Torre E: esta área está destinada para atención de pacientes respiratorios adultos y pediátricos, cuenta con consultorios, área de procedimientos, 9 sillas adultos y 11 para niño

 

Unidades de Cuidado Intensivo:

La UCI Médica fue habilitada para la atención exclusiva de pacientes COVID-19. La UCI Cardiovascular continúa destinada para el resto de los pacientes con necesidades de cuidado intensivo no COVID. La UCI Pediátrica se destina para la atención de pacientes con COVID-19 pediátricos. La UCI Cardiovascular Pediátrica se destina para el resto de los pacientes con necesidades de cuidado intensivo no COVID-19.

Ver revista El Soplo – Mayo 2020