Controlar la obesidad, prevención de riesgo cardiovascular

Sep / 17 / 2020
534
  • 1
    Share
Redactado por:

La obesidad es una enfermedad sistémica, crónica y multifactorial en la que se involucran factores metabólicos, genéticos, psicosociales y culturales, según la OMS el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud., esta es el quinto factor principal de riesgo de muerte en el mundo cada año fallecen por lo menos 2,8 personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.  

En Colombia según la encuesta nacional de la situación nutricional en Colombia 2015 (ENSIN), en la población entre 18 y 64 años, uno de cada tres jóvenes tiene sobrepeso (37.7%), mientras uno de cada cinco es obeso (18.7%). Así, el 56.4% de la población presenta exceso de peso, la obesidad es uno de los factores de riesgo más grandes para infarto agudo al miocardio y cardiopatía coronaria, también predispone factores de riesgo a enfermedad cardiovascular, como hipertensión arterial, hipercolesterolemia y disminución de tolerancia a la glucosa.   

El aumento de peso corporal afecta la calidad de vida y reduce la expectativa de la misma, en la unión europea se estima que al menos al menos 1 de cada 13 muertes (7.7% del total) está relacionada con el exceso de peso. La mortalidad aumenta con el aumento del IMC. Entre los jóvenes con obesidad grado III la tasa de mortalidad es 12 veces la de los jóvenes de peso normal. Un varón con OM a los 20 años puede aspirar a vivir 13 años menos que su contraparte con un IMC normal, lo que representa una reducción de 22% en su expectativa de vida.   

En casos seleccionados de obesidad severa, los pacientes pueden requerir manejo quirúrgico, este manejo quirúrgico lo debe realizar un equipo multidisciplinario, el cuál orienta el manejo antes, durante y después de la cirugía, en la selección de los pacientes llevados a cirugía es importante el compromiso de estos, para una adecuada adherencia al manejo multidisciplinario sin embargo La relación médico – paciente no termina con el procedimiento y atención brindada, ni con el alta hospitalaria. La educación y seguimiento son claves para una adecuada recuperación, que lleve a una pronta incorporación a actividades físicas cotidianas y laborales, no importa la patología de base. 

Por último  es importante recordar que el pilar para el manejo de la obesidad está en la prevención, estableciendo una alimentación balanceada desde la infancia acompañada de actividad física regular. 

  • 1
    Share